NOVELA EPISTOLAR

La novela epistolar es una de las formas del subgénero literario denominado novela, perteneciente a su vez al género universal de la narrativa o épica. Entre los personajes no hay diálogos ni narraciones, sino cartas, puede existir un narrador exterior a lo que las cartas cuentan o no.

No solo innova en cuanto a la descripción psicológica de los personajes y los narradores, sino que tambien brinda a las obras un aire de confidencialidad, de asunto privado al que el lector no debiera acceder.

Es un genero desarrollado durante el S. XVIII, gracias en parte a la tradición inglesa como la obra Pamela o La virtud recompensada de Samuel Richardson. El primer ejemplo español de novela íntegramente escrita en forma de cartas es Proceso de cartas de amores de Juan de Segura.

La forma epistolar agrega mayor realismo a una historia al imitar el funcionamiento de la vida real y nuestros puntos de vista diferentes sin necesidad de recurrir al narrador omnisciente. Y se acerca mucho a la novela psicológica moderna y a la llamada escritura autobiográfica donde el narrador es sujeto y a la vez participe en el argumento. Así ocurre con las novelas compuestas en forma de diario como «El curioso incidente del perro a Medianoche» de Mark Haddon, y como las nuevas tecnologías han llegado también a la literatura para quedarse y ya podemos incluir novelas con emails, ejemplo es el Corazón de Voltaire de Luis López Nieves, y whatsapps, con la novela Pulsaciones de Javier Ruescas y Francesc Miralles, en este género literario.

Mejores ejemplos de novela epistolar

Pero para mi la novela epistolar por excelencia es «Las amistades peligrosas» de Choderlos de Laclos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *