LA DAMA BOBA

MICRORRELATO




Madame Bovary estaba siendo embargada, bueno ella no, sus pertenencias; sus trajes, sus muebles… su marido, que era un mueble más, no se inmutó, ya que no se enteró, se salvó del embargo.
Loa amoríos y desvaríos de esta mujer la habían llevado a esta situación, y al final tomó una decisión…
se acercó a la ventana y miró hacia el huerto, ese que tantas alegrías le había dado, la abrió y se inclinó hacía adelante, de repente una mano apareció por detrás de la cortina.
Su cuerpo se precipitó al vacío… una sombra cruzó la habitación.

EVA KAIFER

Si te ha gustado, puedes encontrar aquí más microrelatos de nuestro proyecto.

2 Respuestas a “LA DAMA BOBA”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.