LA DAMA BOBA

MICRORRELATO




Madame Bovary estaba siendo embargada, bueno ella no, sus pertenencias; sus trajes, sus muebles… su marido, que era un mueble más, no se inmutó, ya que no se enteró, se salvó del embargo.
Loa amoríos y desvaríos de esta mujer la habían llevado a esta situación, y al final tomó una decisión…
se acercó a la ventana y miró hacia el huerto, ese que tantas alegrías le había dado, la abrió y se inclinó hacía adelante, de repente una mano apareció por detrás de la cortina.
Su cuerpo se precipitó al vacío… una sombra cruzó la habitación.

EVA KAIFER

Una respuesta a “LA DAMA BOBA”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *