Lobo aullando a la luna

LUNA LLENA.

Esa noche habría luna llena, sabía que tenía que irse al bosque y abandonar la ciudad, no quería hacer daño a nadie, ya se descuidó una vez y lo tenía en su conciencia. Se había mudado incluso a otra ciudad pero la culpa lo había seguido, metida en su maleta.

Cogió el mapa donde ya tenía marcado el bosque; lo había visitado unos días antes, para reconocer el terreno, ver si era apto para sus necesidades y si estaba lo suficientemente retirado de las casas para no hacer daño ni molestar con sus aullidos.

Era un bosque precioso, muy frondoso, donde no tendría problemas para transformarse en tranquilidad y aullar a la luna. Un sitio lleno de verdirranos, una planta que le ayudaba a transformarse, no por por sus propiedades sino porque desprendía un olor mezcla de menta y lavanda que lo relajaban durante el duro proceso de su transformación.

Llegó una hora antes de que saliera la luna, se fue al claro que había localizado donde estaban los verdirranos y se relajó esperando la salida de la luna. De repente oyó unos pasos que se acercaban, era solo una persona, estaba seguro, pero enseguida se puso en tensión, si no pasaba pronto temía convertirse y matarlo.
Pasaron unos segundos interminables, los pasos se oían cada vez más cerca, faltaba aproximadamente media hora para que saliera la luna, no lo iba a conseguir, se escondió detrás de unos árboles para ver quien estaba invadiendo su santuario.
Los pasos cesaron, se habían detenido en el mismo hueco que él había elegido, era una preciosa mujer de larga melena castaña, no podía ver más porque todavía reinaba la oscuridad.
Ella se sentó en el suelo y se puso a oler los verdirranos extasiada. Dirigió su mirada a la luna que estaba comenzando a aparecer en el negro cielo y, de repente, se puso a aullar.
Presiento que esta noche va a ser muy especial-pensó nuestro hombre-lobo saliendo al claro donde estaba la chica.

Puedes leer más relatos y reseñas de Encarni Prados aquí

Finalmente, invitamos a todos los lectores a unirse al grupo de lectura que tenemos en telegram.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *