EL LIBRERO DE KABUL, de Ásne Seierstad.

TITULO: El librero de Kabul.
AUTOR: Ásne Seierstad.
EDITORIAL: Maeva.
GÉNERO: Crónica periodística, novela.
NÚM.DE PAGINAS: 269.

Libro escrito por la autora noruega Ásne Seierstad en 2002. Se licenció en Filología rusa y española, así como en historia de la Filosofía en la Universidad de Oslo. Corresponsal de guerra en Kosovo, Chechenia y Afganistán. Su trabajo ha recibido galardones a nivel internacional. Periodista que tras cubrir los acontecimientos de la guerra de Kosovo, viajó a Afganistán a cubrir la guerra contra los talibanes. Allí vivió unos meses tras la caída del régimen. Eso le permitió conocer a un librero y le propuso poder vivir con él y su familia, asi contaría de primera mano y desde dentro como es una familia afgana. Ella tenia la ventaja de ser una mujer occidental en una sociedad en la que la mujer musulmana no puede mezclarse con hombres desconocidos, asi, esa condición le permitió alternar los ambientes masculinos con los femeninos, algo impensable en la sociedad afgana.

«Primero, los comunistas me quemaron los libros, luego los muyahidin saquearon la librería y, finalmente los talibanes volvieron a quemar mis libros».

« Podéis quemar mis libros, podéis complicarme la vida y hasta quitármela, pero no conseguiréis borrar la historia de Afganistán».

Esta es la historia de Sultán Khan y su familia.

SIPNOSIS:

La novela nos describe la vida de un librero que vive en Kabul y como va cambiando su vida a lo largo de las diferentes épocas que le toca vivir: la época de Zahir Shah, la intervención soviética, una guerra civil, la ocupación del régimen talibán…

Sultán Khan es un librero que ama los libros y la poesía de su país. A través de su vida la autora nos describe la forma de vida de los afganos, sus penurias, la falta de derechos de las mujeres y la opresión a la que se ven forzadas.

Familia insólita ya que casi todos los integrantes de la familia hablan ingles, idioma en la que se relacionan con la periodista, ya que ella no habla dari, dialecto del persa, y eso es muy infrecuente en un país donde tres cuartas partes de la población son analfabetos.

CONCLUSIÓN:

Libro para subrayar líneas y párrafos enteros, es una buena manera de conocer otra cultura aunque es muy dura la vida Afgana y sobre todo la de la mujer musulmana, sus costumbres y maneras tan opresivas para la mujer. Un país en que la superioridad del hombre esta tan inculcado y tan normalizado que apenas se cuestiona.

Es una crónica de guerra, relatado con rigor y objetividad, pero se lee como si fuera una novela, ya que la autora hace hincapié en la dimensión humana de los conflictos.

Una sociedad en la que la mujer se oculta bajo un burka que oprime y aprieta hasta provocar dolor de cabeza, en la que no te ves los pies y no sabes por donde andas y que dentro de la prenda huele a cerrado y se suda mucho. Una sociedad en la que permite que solo las tres ultimas filas del autobús sean para las mujeres, y si va un hombre en la parte trasera del taxi, tú tienes que meterte en el maletero.

En una sociedad en la que la mujer es comprada para casarse con hombres muchos más mayores que ellas, a cambio de ganado, aceite y arroz, y luego cuando tu envejeces tu marido te aparta y se casa con otra mujer más joven que tú, y hay que convivir juntos.

Asi con todo esto, la mujer afgana protesta con el suicidio o con el canto y rezan a Ala para que en su próxima vida le deje ser una piedra antes que una mujer.

OPINIÓN:

Me ha gustado mucho este libro, veraz y bien escrito, se nota la mano de una periodista, no me gusta esta claro el papel de la mujer en esta sociedad, opresión a nivel de fanatismo.

Sultán Khan es un hombre inteligente pero le gusta y comparte su cultura, sistema de patriarcado, opresivo y ofensivo hacía la mujer que es al final la que siempre sale perdiendo.

Sultán es un hombre de negocios, ha luchado contra viento y marea por mantener el oficio de librero, gracias a su pericia y ambición ha podido sostener económicamente a su extensa familia, pero ejerce para ello una gran crueldad y tratando a las mujeres con un gran machismo, tirano con sus hijos, que no les da la libertad de estudiar, solo trabajar para él, las mujeres de su familia son vendidas muy jóvenes y casadas con hombres mucho mayores que ellas, y que con el dinero obtenido solo usa para pagar los estudios a los hijos varones o para comprar esposas para ellos.

Bajo este punto de vista la periodista usó este libro para poner voz a todas esas mujeres oprimidas bajo este régimen musulmán.

A Sultán Khan no le gustó en la forma que la escritora occidental presentó este libro sobre su familia y lo llevó a los tribunales, ¿ que esperaba? Se podía haber contado más alto pero no mas claro. (De hecho en el titulo original se añadía las palabras «un drama familiar» después del librero de Kabul).

Pero bueno ya que soy partidaria de que hay leer de todo y también porque no de otras culturas y religiones, pues no esta de mas tener información y saber, que aunque estas cosas nos parecen muy lejanas y que nos separa mucha distancia, existen y pasan en pleno siglo XXI.

El librero de Kabul hoy en día se presenta en los programas curriculares en nuestro sistema de enseñanza, incluidos muchos párrafos en los libros de texto de nuestros estudiantes.

PUNTUACIÓN: 10/10.

Puedes leer más reseñas de Eva aquí

Finalmente, invitamos a todos los lectores a unirse al grupo de lectura que tenemos en telegram  http://t.me/ClubDelLibrooo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.