La nueva NOVELA DE AJEDREZ del autor Stefan Zweig.

AUTOR: Stefan Zweig.
GÉNERO: Narrativa.
EDITORIAL
: Acantilado.
NÚM. DE PÁGINAS:
96.

OJO QUE ADEMÁS ESTÁ DE OFERTA

Stefan Zweig es sin duda, uno de los grandes escritores del S. XX, y sus obras han sido traducidas a más de cincuenta idiomas. Ensayista, biógrafo y novelista.

El autor tiene una capacidad narrativa, pericia y delicadeza en la descripción de los sentimientos y elegancia en su estilo, que lo convierte en un narrador fascinante, capaz de seducirnos desde las primeras líneas.

Nació en Viena, de acomodada familia judía, oriunda de Moravia. Murió en Brasil. Novela de ajedrez es la última novela del escritor antes de suicidarse en 1942.

SIPNOSIS:

La novela narra la historia de unos personajes que viajan en un transatlántico que viajan de Nueva York a Buenos aires.

En el barco viaja un campeón del mundo de ajedrez llamado Mirko Czentovic, que había recorrido los Estados Unidos participando en todos los torneos y ahora iba a Argentina buscando nuevos triunfos. Es un personaje muy rudo e inculto pero gran ajedrecista.

En la sala de fumadores se forma un club de ajedrez y se ponen a realizar partidas unos con otros.

Aparece un experto jugador que mira como juegan los demás pero él se niega a jugar ya que lleva 25 años sin hacerlo.

El señor B, que asi se llama el enigmático observador, empieza a narrar su historia de como se convirtió en un gran jugador de ajedrez pero como acabó rayando la locura y en la esquizofrenia .

«Desde la mañana a la noche se está a la espera de algo que nunca llega. Se espera y se espera. Y no ocurre nada. Y se sigue esperando, y esperando, y esperando…y pensando, y pensando, y pensando…Hasta que duelen las sienes. Y no ocurre nada, Y estás solo. Solo…Solo…»

Lo tienen encerrado durante meses sometiéndole a una terrible tortura psicológica, en la que la única escapatoria es la de haber conseguido un pequeño libro en el que hay 150 partidas de ajedrez, que el protagonista empieza a jugar reconstruyendo el tablero en la colcha de su cama y las figuras con migas de pan. Se sabía las jugadas de memoria y jugaba contra si mismo hasta ganarse, así se le doblegó la personalidad, se enfurecía y acabó volviéndose loco. Llegando a la absoluta obsesión.

«Conocía, huelga decirlo, por experiencia propia, la atracción misteriosa del «juego de reyes», el único entre todos los ideados por el hombre que se substrae soberanamente a toda tiranía del azar y otorga sus laureles de vencedor de un modo exclusivo al espíritu, más propiamente dicho, a una forma determinada de la habilidad intelectual».

CONCLUSIÓN:

En esta novela el autor quiere claramente denunciar el trato que sufrió en sus propias carnes por parte de los nazis en plena Segunda Guerra Mundial. Es una critica clara al nazismo y los métodos de la Gestapo, la incomunicación y el exilio forzado, experimentado por Zweig quien jamás pudo regresar a su Austria natal.

El autor también nos adentra en el mundo de las obsesiones y manías y como estás no se curan nunca y como en cualquier momento se puede volver a recaer en ellas.

OPINIÓN:

Leer a Zweig es siempre un placer, un clásico que perdura en el tiempo, y no tiene novela mala.

En ellas Zweig siempre ha expresado sus carencias y sobre todo sus miedos. Siempre tiende el autor a trasmitir a través de sus personajes sus propios valores y temores.

Son novelas cortas pero muy profundas. Y a pesar de la brevedad de sus obras es capaz de expresar muchas más cosas sin páginas de por medio.

PUNTUACIÓN: 10/10.

Finalmente, invitamos a todos los lectores a unirse al grupo de lectura que tenemos en telegram  http://t.me/ClubDelLibrooo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *